Un Reto para la Juventud

Un Reto para la Juventud

La Pregunta Inicial

Nuestro nivel evolutivo y de conciencia debe de seguir creciendo. Si bien es cierto son cada vez más las personas que se acercan a la luz, podemos ver que en su gran mayoría estas son de una edad media, que regularmente sobrepasa los 40 años. No es un arte de magia saber que la realidad en todo ser humano aprende de sus experiencias, y por eso podemos deducir que es normal que una persona busque más dentro de sí al alcanzar cierta edad, después de un recorrido que le haya creado reflexiones personales.

 

La Importancia de la Juventud

La juventud en el mundo a crece día a día, y aunque en continentes como Europa no sea la mayoría, lo que sí podemos concretar es que quizá es la parte que más peso tiene a nivel mundial. Aunque no tengamos los puestos políticos ó empresariales más altos, es la juventud la que decide hacia donde van a girar las ruedas del mundo. La meta de cualquier marca es poder convencer a la juventud de su producto para poder en el futuro tener un adepto más. Las campañas políticas cada vez se enfocan más en los jóvenes ya que estos son los que podrán darle la frescura y fidelidad necesaria al partido para que este crezca. Fuera de esto, al ser una parte tan activa dentro de la sociedad, los jóvenes tienen la energía, la fuerza y el tiempo para poder involucrarse en cualquier cosa que les interese. Deportistas, músicos, cocineros, empresarios, etc., todos empiezan como jóvenes a adentrarse en su profesión para tener éxito.

 

La Tarea de la Nueva Juventud

Es por esto que somos los jóvenes los que tenemos que adquirir un rol cada vez más activo y participativo dentro de nuestra sociedad. Hacer valer nuestros derechos, más que como jóvenes, como seres humanos. Si nuestras generaciones anteriores sufrieron guerras, maltratos y desigualdades, hoy quizá nosotros estamos recibiendo un mundo, si bien es cierto con varios problemas, un poco mejor que el que recibieron ellos.

No es decir que estamos perdidos, porque la verdad si estamos haciendo en general un buen trabajo. Pero en un área tan importante como la espiritual y la conciencia estamos aún muy lejos de verdaderamente dar un paso concreto. Nuestro ego y nuestra vanidad, alimentada por la máquina de consumo nos han hecho desligarnos cada vez más de la humildad y la compasión por nuestra raza y nuestro mundo. No podemos seguir así. Si bien es cierto, la oportunidad de generar un cambio siempre ha estado presente, es en el aquí y ahora que tenemos la oportunidad de oro para finalmente dar ese último paso que nos lleve a dar el salto evolutivo a una generación “humana” verdadera y consciente. La pregunta es ¿Qué actitud decides tomarás tú?

Explora, medita, intérnate, abre tu corazón, tu mente y tu espíritu. ¡Es hora de que tu alma llegue a donde no ha llegado ningún ser humano!