¿Podemos Comunicarnos con los Angeles?

Evidencia de la presencia de los Angeles en el planeta

A través del tiempo, diversas culturas han manifestado haber tenido conocimiento o contacto con los Ángeles. Estas evidencias se observan en el hinduismo, el budismo, la antigua Grecia, Roma, los Celtas, el Medio Oriente, Sumeria, Egipto, Persia, la cultura chamánica, los mayas y muchas otras. También se menciona a los Ángeles  en el judaísmo, la cábala, el zoroastrismo, el cristianismo, el islamismo, los rollos del Mar Muerto, los Esenios y muchas otras tradiciones, religiones y sendas de búsqueda de Dios.

 

¿Para qué comunicarnos hoy con los ángeles?

Hoy en día los seres humanos gozan de los avances científicos, médicos y tecnológicos que facilitan nuestra existencia. Por otra parte, paralelamente a esta situación, la mayor parte de seres humanos manifiestan signos de estrés, tensión y enfermedad. Desde niños hasta viejos ahora se observan aflicciones en la humanidad. De una forma u otra se hacen evidentes las consecuencias de este estado de estrés causando estragos en la salud, en el estado anímico y en las relaciones interpersonales. Constantemente estamos expuestos a situaciones que nos abren la consciencia sobre la necesidad de aprender a vivir en mayor balance y armonía. Los Ángeles pueden ayudarnos a desarrollar el balance que necesitamos,  así como a sanarnos y recuperar salud, energía y vitalidad. También pueden brindarnos amor, protección, sabiduría, alegría y toda la energía de las virtudes divinas que puedan ayudarnos.

 

Algunas formas de comunicarnos con los ángeles

Es importante conocer las formas en que se comunican los ángeles con los seres humanos. Es necesario abrir la consciencia del cuerpo, del corazón y del alma más que del intelecto. Los ángeles buscan comunicarnos el amor de Dios a través de su amor, su paz, su guía y su ayuda, siempre respetando nuestro libre albedrío. A través de nuestro cuerpo podemos experimentar sensaciones como la presencia de un calor amoroso en el pecho, un suave abrazo que llena de paz, una energía calmante que nos llena de serenidad, un pequeño escalofrío o un calor que llena el cuerpo. Algunas personas han reportado ver esferas de luz en su espacio. Lo más evidente es que cuando nos comunicamos con los ángeles experimentamos un estado de paz, seguridad y confianza que se irradia en todo nuestro entorno. Es muy útil tomar tiempo para la meditación y la oración para sintonizarnos con un alto nivel vibratorio que nos permita la mejor comunicación con los ángeles. Habiendo tomado un tiempo para entrar en la conexión con nuestro ser superior y con Dios, podemos entrar en comunicación con ellos, saludarles, agradecerles y hacerles nuestras peticiones. Después de meditar y orar se puede pedir la energía de los ángeles para bendecir cuarzos, velas o papeles con virtudes angélicas y utilizarlas como una forma de guía. Estas papelitos se pueden hacer en casa, escribiendo en ellos los nombres de virtudes como: paciencia, paz, amor, alegría, sabiduría y otras que ellos pueden darnos cuando las necesitamos. Luego, al iniciar el día podemos tomar uno de estos para recibir esta energía angélica. Existen muchas formas para aprender a comunicarnos con estos seres de la luz, otra de ellas es escribirles cartas. Estas cartas se pueden meter bajo la almohada antes de dormir y se pide a nuestro Ángel de la Guarda que lleve el mensaje a los demas ángeles para que puedan ayudarnos en esa necesidad. Algunas personas queman sus cartas al cuarto día de tenerlas simbolizando que el mensaje llegó hasta el cielo y dando las gracias. Debemos recordar que lo más importante es comunicarnos con los ángeles con un lenguaje respetuoso y amoroso pues ellos son los mensajeros del amor de Dios y merecen que honremos su noble trabajo de servicio para los seres humanos.