El Ego y Los Ángeles

Los Ángeles nos Ayudan a Transformar el Ego

Mientras vivamos en este plano material tendremos la tentación de querer poseerlo todo, controlarlo todo, saberlo todo y dominarlo todo. Vivimos en ansiedad porque tememos no lograr estos objetivos. Nuestra vida está dominada por estas intenciones del ego y se requiere de la voluntad de mantenernos despiertos para poder transformar nuestros impulsos.

Sin embargo, la realidad es que somos cada uno un grano de arena en la playa, una mota de polvo en la Creación y para subsistir individual y colectivamente necesitamos valorarnos y valorar a todos; contribuir y aceptar la contribución de los otros.

En este mundo hemos llegado a creer que el propósito de la vida es venir a recibir sin límite ni medida todo lo que se cruce por nuestros deseos. De hecho, es necesaria la motivación material a través de estímulos sensoriales, el amor, el estímulo psicológico, intelectual y social, pero eso no significa que olvidemos el propósito más trascendente de nuestra existencia.

Los Ángeles nos pueden ayudar a transformar nuestra visión egocéntrica en una visión más realista y madura; podemos aprender a ser más pacientes, considerados, generosos y amorosos con su ayuda. Si pedimos con sencillez y humildad la ayuda de los ángeles, podemos desarrollar nuestro potencial amoroso mucho más fácilmente.

 

Los Ángeles nos Ayudan a Escuchar la Voz Interior

Entre tanto ruido afuera y adentro de nosotros, estamos habituados a reaccionar por impulso más que por consciencia. Rara vez damos un tiempo para escuchar la voz de nuestro interior. Sin embargo esa voz es poderosa, sabia y nos puede brindar gran guía e iluminación. Algunas personas han podido escucharla y refieren haber encontrado la paz y la luz en su interior pues cuando nos permitimos escuchar esta voz, se disuelven la ansiedad, la duda y el temor.

La voz del alma se expresa de muchas maneras: a través de nuestros sueños y deseos, de las actividades, situaciones o personas que más nos atraen, de aquello que una y otra vez se presenta delante de nosotros trayéndonos valiosas enseñanzas.

Es muy valioso poder escuchar esta voz, que de alguna manera nos permite estar en consciencia de quien realmente somos, hacia dónde vamos y qué recursos tenemos para poder avanzar. Los ángeles pueden ayudarnos a escuchar nuestra voz interior si les solicitamos su ayuda y dedicamos un tiempo de calma y quietud para poder recibir esa guía interna.