El Arte de la Meditación 4: Meditación y Visualización

Meditación y Visualización

A muchas personas les resulta útil visualizar durante la meditación, pues esto les ayuda a concentrarse más. Pero, ¿qué es visualizar?  Visualizar es ver imágenes en la mente. Normalmente la actividad de visualización se da a través de recordar imágenes que ya conocemos con anterioridad.  Equivale a imaginar objetos, situaciones, personas, escenas, lugares, etc.

Cuando la mente no tiene un contenido empieza a buscar en sus archivos qué poner en ese momento, y muchas veces puede escoger contenidos que nos preocupen o desconcentren. De allí que escoger deliberadamente qué visualizar durante la meditación nos facilite sostenernos y profundizar en ésta.

 

¿Cómo Visualizar en la meditación?

Previo a la meditación podemos practicar cómo visualizar mejor concentrando nuestra atención en objetos o paisajes fijos observándolos con toda atención en todos sus detalles. Después cerrar los ojos y volver a “ver” o recordar todo lo que observamos previamente. Mientras más se practique esto, más fácil será visualizar en la meditación misma.

Algunas herramientas útiles para utilizar la visualización en la meditación pueden ser las siguientes:

  • Podemos ver un color (como el amarillo o el verde por ejemplo) y visualizarlo al iniciar la meditación
  • Podemos escoger una imagen inspiradora  y contemplarla antes de meditar para así visualizarla después (por ejemplo, un ángel o un paisaje, etc.)
  • Podemos visualizar una pantalla en blanco en la que en cada meditación podemos colocar diferentes imágenes. Imaginamos que tenemos el control de la pantalla y que la podemos prender y apagar a voluntad.
  • Podemos crear un ambiente ideal al que iremos en cada meditación, como por ejemplo, estar en una habitación con nuestros objetos favoritos, un altar personal o templo interior, etc.
  • Mientras más vívidas, a colores y en detalle sean las imágenes que construya, mejor se ajustará su mente a éstas para utilizarlas como un MEDIO  para meditar.

El aspecto más importante es que la mente tenga imágenes que la asocien con la meditación y le den un contenido y un espacio mental en que pueda estar tranquila y concentrada.

 

¿Qué Visualizar Durante la Meditación?

Si se está haciendo una meditación guiada, la mente tenderá a construir las imágenes que la misma meditación va proponiendo en su contenido.

En cambio, si usted está meditando solo, escoja el tema y ya sea que pueda conseguir imágenes externas sobre el tema o no, permita que su mente cree imágenes sobre el tema.  Si su mente se distrae con pensar sobre otros asuntos durante la meditación, REGRESRE A LAS IMÁGENES QUE SE RELACIONEN CON EL TEMA y poco a poco irá dándose cuenta de cómo la visualización le ayuda a centrarse y permanecer meditando.

Si no tiene un tema en particular y está utilizando la meditación básicamente para relajarse, es ideal que visualice escenas de la naturaleza en las que se imagine que siente mucha paz. Véala en la hora del día favorito, imaginando que la temperatura es perfecta y que usted se encuentra en un lugar de ese paisaje relajándose tranquilamente.

Meditar es un placer para la mente. Experimente la visualización al meditar y el gozo que significa. ¡Adelante!