En las Profundidades

En las Profundidades

La mayoría del tiempo estamos tan ocupados en todas las actividades urgentes que nuestras rutinas giran alrededor de todo el estrés que nos producen estas tareas interminables. Estamos enfocados en nuestro mundo externo, nos embisten estímulos por doquier y nuestro hábito es solo reaccionar a ellos. Cuando modificamos nuestro comportamiento y hacemos “algo diferente” es para socializar, conectarnos con otras personas y nuevos lugares que nos producen esa sensación de entusiasmo por lo desconocido. Hacemos todo esto de forma automática. Y no nos preocupamos por conocernos nostros mismos. Es parecido a lo que hemos ido haciendo como humanidad con nuestro planeta. Únicamente conocemos el 5% de los océanos y de igual manera muchos de nuestros esfuerzos están dirigido a explorar lo que está afuera de nuestra atmósfera.

Conscientemente hay que preparar un momento para aventurarse hacia las profundidades de nuestro ser. Descubrir que es lo que hay en nuestro interior. Es algo que nos provocará mucho entusiasmo una vez nos demos cuenta que también es un espacio desconocido, donde pueden habitar muchas creaturas e ideas.