El Poder de Asombrarse

EL PODER QUÉ TE HARÁ MÁS FELIZ: EL PODER DE ASOMBRARSE

A veces hay que atreverse a ver las cosas de cerca para poder disfrutar de su belleza. Hay que ser capaz de asombrarse a pesar de seguir inmerso en lo cotidiano. En ese estado de asombro podemos estar nuevamente agradecidos por todo lo que nos rodea y damos por sentado. Como un niño que es feliz con las cosas más simples. Si somos capaces de deternernos y disfrutar con tranquilidad podremos hacernos conscientes de las pequeñas cosas maravillosas que nos trae la vida.

El hábito es el usual enemigo del poder de asombro. Pero si sentimos que lo estamos perdiendo no hay que preocuparnos, lo podemos recuperar. Al ir recuperando nuestro poder de asombro veremos como se incrementa nuestra felicidad, la creatividad y la imaginación. A continuación hay tres consejos que podemos seguir para asombrarse más seguido:

  1. Disfrutar de cada momento estando conscientes del aquí y el ahora.
  2. Utiliza conscientemente todos tus sentidos. Cuando estes de paseo, simplemente escuchando música o comiendo unas boquitas: disfruta de los aromas, las vistas, los sonidos, lo que sientes y gustas lentamente.
  3. Cambia la forma en la haces ciertas cosas cotidianas. Lavate los dientes con la mano izquierda, cambia tu itinerario y el momento en que haces ejercicio. Encuentra la manera de hacer las cosas de forma diferente y resultarán más agradables.

¡Pruébalo y sé más feliz!